¿Cómo se hace...? / Guía práctica ... / Ajustes. Cuentas que modifican el resultado contable


Antes de calcular el beneficio contable hay que ajustar las cuentas que pueden modificar el resultado del mismo.

El resultado de una empresa son los ingresos menos los gastos (grupos 6 y 7). Ahora bien, antes de calcular el resultado es necesario realizar una serie de ajustes para obtener el verdadero resultado del mismo. Las cuentas que hay que tener presentes son las siguientes:

Existencias
Inmovilizado
Provisiones para riesgos y gastos
Deterioro del valor de los activos
Ajustes por periodificación
Operaciones que previamente se imputaron al Patrimonio Neto
Amortizaciones





Existencias


Al cierre del ejercicio hay que hacer un inventario físico (recuento) de las existencias que tenemos y realizar el correspondiente asiento de variación de existencias, el cual originará una pérdida o un beneficio. En este ajuste se verán afectados los subgrupos de existencias: 30, 31, 32, 33, 34, 35 y 36. También intervendrán las cuentas de variación de existencias 610, 611, 612, 710, 711, 712 y 713.
Recuerde que el juego contable de las variaciones de existencias es el siguiente:

_________________________________________________________
Variación de existencias
a
Existencias iniciales
Existencias finales
a
Variación de existencias
_________________________________________________________

Las cuentas se emparejan del modo siguiente:

Subgrupo ExistenciasSe hace asiento de variación contra cuenta
30 Existencias comerciales 610 Variación Ex. mercaderías
31 Existencias materias primas611 Variación Ex. materias primas
32 Existencias otros aprovisionamientos612 Variación Ex. otros aprovisionamientos
33 Existencias productos en curso710 Variación Ex. productos en curso
34 Existencias productos semiterminados711 Variación Ex. productos semiterminados
35 Existencias productos terminados712 Variación Ex. productos terminados
36 Existencias subproductos y residuos713 Variación Ex. subproductos y residuos


Ejemplo: Existencias iniciales de mercaderías (Cta. 300) 1.000 Euros. Existencias finales de mercaderías (Cta. 300) 3.000 Euros. El asiento contable es el siguiente:

__________________________________________________________
1.000(610) Variación de existencias
de mercaderías
a
(300) Existencias de mercaderías
1.000
3.000(300) Existencias de mercaderías
a
(610)Variación de existencias
de mercaderías
3.000
__________________________________________________________




Inmovilizado

– Trabajos realizados por la empresa para su propio inmovilizado.

Al cierre del ejercicio deberemos activar los gastos que nos haya ocasionado la producción de inmovilizado y que, durante el año, hemos contabilizado en cuentas del Grupo 6, Compras y Gastos.

El asiento que debemos hacer será el siguiente:

________________________________________________________________
(2) Inmovilizado
a
(73) Trabajos realizados para la empresa
________________________________________________________________


Si el inmovilizado no se hubiera terminado al final del ejercicio, el asiento contable sería el siguiente:

________________________________________________________________
(23) Inmovilizaciones materiales
en curso
a
(73) Trabajos realizados para la empresa
________________________________________________________________

– Investigación/Desarrollo.

Los gastos en I+D que se realicen durante el ejercicio, podrán activarse como inmovilizado inmaterial a fecha de cierre, cuando cumplan las siguientes condiciones:

— Estar específicamente individualizados por proyectos y su coste claramente establecido para que pueda ser distribuido en el tiempo.
— Tener motivos fundados del éxito técnico y de la rentabilidad económico-comercial del proyecto o proyectos de que se trate.

Por su activación, el asiento contable será el siguiente:

________________________________________________________________
(200) Investigación
(201) Desarrollo
a
(731) Trabajos realizados para el
inmovilizado inmaterial
________________________________________________________________


En caso de que los gastos en I+D no sean activados, se considerarán gastos del ejercicio.





Provisiones para riesgos y gastos

Las provisiones son partidas del pasivo del Balance destinadas a recoger gastos o riesgos que se van a producir en el futuro y que son ya conocidos.

El PGC prevé también que se reconozca una provisión cuando “resulten indeterminados respecto a su importe o a la fecha en que se cancelarán”.

Tendremos que registrar una provisión para riesgos y gastos cuando:
• Se trate de una obligación cierta en la que se va a incurrir, no basta que exista un cierto riesgo.
• Será una obligación futura. Si la obligación es presente, no estamos ante una provisión, sino ante una deuda.
• Puede valorarse, aunque aún no tengamos una cifra exacta.





Deterioro del valor de los activos

Determinados elementos patrimoniales de la empresa, saldos de clientes, etc. han podido perder valor, con respecto al inicio. Esta pérdida debe ser de carácter reversible, es decir, que sean probables o ciertas pero indeterminadas en cuanto al tiempo o la cantidad, por ejemplo: unas acciones que han bajado en bolsa, un cliente que tengamos dudas sobre si nos va a pagar, etc.

El hecho de contabilizar las provisiones se debe a la aplicación del principio de prudencia del P.G.C.E. que dice:

Principio de prudencia. Se deberá ser prudente en las estimaciones y valoraciones a realizar en condiciones de incertidumbre.

(…), se deberán tener en cuenta todos los riesgos, con origen en el ejercicio o en otro anterior, tan pronto sean conocidos, incluso si sólo se conocieran entre la fecha de cierre de las cuentas anuales y la fecha en que éstas se formulen. En tales casos se dará cumplida información en la memoria, sin perjuicio de su reflejo, cuando se haya generado un pasivo y un gasto, en otros documentos integrantes de las cuentas anuales.
(…)

En consecuencia, al realizar dicho cierre se tendrán presentes todos los riesgos y pérdidas previsibles, cualquiera que sea su origen. Se tendrán presentes toda clase de depreciaciones, tanto si el resultado del ejercicio fuese positivo como negativo.

Si se dan estas circunstancias es necesario dotar los correspondientes deterioros de valor utilizando los subgrupos:

29. Deterioro de valor de activos no corrientes
39. Deterioro de valor de las existencias
49. Deterioro de valor de créditos comerciales y provisiones a corto plazo
59. Deterioro del valor de inversiones financieras a corto plazo  de activos no corrientes mantenidos para la venta

Dentro de cada subgrupo, evidentemente, se llevarán a sus cuentas correspondientes.

29 Deterioro de valor de activos no corrientes: Recoge las correcciones de valor transitorias motivadas por pérdidas reversibles (no definitivas) del inmovilizado o las inversiones inmobiliarias, que obedecen a que su valor razonable en un determinado momento es inferior a su valor contable, o ha aumentado el riesgo de insolvencia con respecto al cobro de créditos concedidos por la empresa.

39 Deterioro de valor de las existencias: Expresión contable de pérdidas reversibles (no definitivas) que se ponen de manifiesto con motivo del inventario de existencias de cierre del ejercicio.

49 Deterioro de valor de créditos comerciales y provisiones a corto plazo: Derivadas del deterioro del valor de los activos financieros por operaciones comerciales debido a situaciones latentes de insolvencia de clientes y de otros deudores y obligaciones actuales, al cierre del ejercicio, por los gastos a incurrir tras la entrega de los bienes o la prestación de servicios, como, por ejemplo, la cobertura de gastos por devoluciones de ventas, garantías sobre productos vendidos y otros conceptos análogos.

59 Deterioro del valor de inversiones financieras a corto plazo  de activos no corrientes mantenidos para la venta: Recoge las correcciones de valor, motivadas por pérdidas reversibles (no definitivas) de las inversiones de la empresa materializadas en participaciones en el capital de otras empresas, otros títulos, créditos concedidos y depósitos y fianzas, todo ello con un plazo de vencimiento no superior a un año, y siempre que no se trate de activos financieros que ya se hayan valorado por su valor razonable.





Ajustes por periodificación

La periodificación contable es el proceso a través del cual procederemos a ajustar los ingresos y los gastos al ejercicio económico que realmente les corresponda, aplicando el principio de devengo, con independencia de cuando se hayan cobrado o pagado.

Un ejemplo de gasto anticipado podemos verlo en una prima de seguros que hayamos contratado y pagado en Noviembre por un importe de 120.000 € y que cubra un periodo de 12 meses (suponemos que nuestro ejercicio económico es el año natural). Está claro que la imputación como gasto al ejercicio en que se contrata debe ser como máximo de 2 meses (Noviembre y Diciembre) no de 12. Lo mismo puede ocurrir con otro tipo de gastos como alquileres que pagamos por adelantado, etc.

Un ejemplo de ingreso anticipado puede ser si le facturamos y cobramos a un cliente el 30 de Junio el servicio de asesoría correspondiente a los próximos 12 meses. Aquí está claro que el ingreso que verdaderamente debemos imputar al ejercicio económico es la mitad de la factura (6 meses).

Lo mismo podemos decir de los intereses pagados por anticipado y de los intereses cobrados por anticipado

Para obtener la máxima perfección en el cálculo de los resultados es necesario ajustar el devengo de los gastos e ingresos a su ejercicio correspondiente, para ello utilizamos las cuentas siguientes:

480 Gastos Anticipados
485 Ingresos anticipados
567 Intereses pagados por anticipado
568 Intereses cobrados por anticipado





Operaciones que previamente se imputaron al Patrimonio Neto

Es frecuente recibir ingresos que se pueden imputar a la cuenta de resultados a lo largo de los años.

Los ejemplos más característicos son las subvenciones, o los activos o pasivos financieros que se valoran a su valor razonable con imputación al Patrimonio Neto.

En el caso de las subvenciones vinculadas a la adquisición de bienes o derecho de inmovilizado, no se imputan íntegramente a ingresos en el momento en que se perciben, aunque ya se hayan cobrado, sino que lo hacen a medida que se amortiza el bien o derecho adquirido. Si el bien se amortiza en 10 años, la subvención se lleva a ingresos a lo largo de esos diez años.

La forma concreta en que se contabiliza una subvención depende de si estamos ante una PYME o no, por lo que no nos extenderemos en ello aquí, y nos remitimos a los ejemplos que están colgados en esta misma página web.





Amortizaciones

Concepto y significado: Denominaremos amortización al proceso sistemático por el que se transfieren los saldos de las cuentas de Inmovilizado a la cuenta de Resultados durante el periodo de vida útil del Inmovilizado (también debemos recordar que los gastos de establecimiento se suelen imputar en más de un ejercicios económico).

Ejemplo: Compramos una máquina por 10.000 euros. La máquina tiene una duración de 5 años y el valor residual es de 2.000 euros. El importe que debemos amortizar cada año (amortización lineal) es de:

10.000 - 2.000 = 8.000 Euros; 8.000 / 5 años = 1.600 Euros debemos amortizar cada año.

La empresa debe registrar cada ejercicio un gasto que refleje:

1-. La pérdida de valor que experimentan los bienes por su uso o por el mero paso del tiempo.
2-. El menor beneficio obtenido por la empresa a consecuencia de la depreciación de estos bienes.

Si la empresa no registrara esta amortización, se producirían dos efectos indeseados: Por un lado se falsearía la imagen del Patrimonio, ya que se recogería el Inmovilizado por un valor mayor que el que realmente tiene, pues lógicamente este valor disminuye con el paso del tiempo y el uso. Por otro lado, se falsearía el beneficio del ejercicio, pues la empresa ignoraría al calcularlo el coste que soporta por el empleo de unos elementos que se están depreciando.

Por ello, la empresa deberá dotar un fondo de amortización que le permita reflejar la pérdida de valor que van a experimentar sus bienes de Inmovilizado durante el tiempo que estén dentro de la estructura productiva de la empresa.

Al amortizar un bien debemos tener en cuenta varias circunstancias. Para ello tenemos que definir varios conceptos:

Valor residual: es el precio que se espera que se pueda obtener en la enajenación del bien una vez que termine su vida útil. De este valor habrá que restar los costes en que deba incurrirse para enajenar el bien.

Valor amortizable: Es el valor que debe amortizarse. Lo calcularemos restando del valor de adquisición, el valor residual que se espere al final de la vida útil. Equivale a la parte del valor de adquisición del inmovilizado que se consumirá debido al uso que se dé al bien.

Vida útil: Es el plazo de tiempo durante el que se espera que el Inmovilizado contribuya a generar ingresos.

Sólo debe amortizarse la parte de inversión correspondiente al valor amortizable. La razón es que, no se debe llevar a gastos la parte de valor del bien, que el empresario espera recuperar en el momento en que finalice la vida útil del bien. Al final de la vida útil debe quedar como saldo contable esta cantidad que se espera recuperar por la venta.

El periodo durante el que se amortice el bien, será siempre la vida útil. La empresa no debe amortizar contablemente los bienes de Inmovilizado en función de leyes fiscales u otros criterios, sino siempre durante el tiempo que estime que el bien va a producir ingresos.

Las cuentas que intervienen son:
280 Amortización acumulada del inmovilizado intangible
281 Amortización acumulada del inmovilizado material
680 Amortización del inmovilizado intangible
681 Amortización del inmovilizado material

Recuerde que el juego contable de las amortizaciones es el siguiente:

____________________________________________________________
(680) Amortización del inmovilizado
a
(280) Amortización acumulada del
intangible inmovilizado intangible
____________________________________________________________


____________________________________________________________
(681) Amortización del inmovilizado
a
(281) Amortización acumulada del
materialinmovilizado material
____________________________________________________________

Por descontado que en estas cuentas, como en todas las demás que podamos, debemos usar las cuentas subdivisionarias de las mismas (Cuentas de 4 Dígitos). Es más, lo realmente correcto es que cuando se cree una cuenta de inmovilizado, por ejemplo la 223xxxxxx25 se cree también su cuenta pareja que en este caso sería la 2823 xxxxx25. De este modo, cuando queramos saber cual es el valor neto contable de cualquier inmovilizado o deseemos hacer el asiento de amortización lo tendremos más sencillo.