Web contable / Entrevistas: actualidad contable / "Novedades en el sector de la auditoría"


Stefan Murdof

Socio de auditoría de PwC




¿Cómo se percibe la implantación de las Normas Internacionales de Auditoría adaptadas a España (NIA-ES) por parte de los auditores?

Las Normas Internaciones de Auditoría proporcionan un marco lógico y suficientemente detallado para la auditoría, habiendo sido probadas a nivel internacional durante años. Su implementación en España ha sido un paso positivo, ejecutado diligentemente por parte del ICAC, que ha generado pocos problemas en la práctica. Evidentemente, ha sido un cambio importante para muchos auditores pero la profesión lo está gestionando muy bien. A ello ha contribuido la amplia experiencia histórica que aportaron las redes internacionales de firmas de auditoría, grandes y pequeñas, con sus metodologías de auditoría basadas en las NIA.

Seguimos arrastrando, sin embargo, el problema de interpretación de conceptos como qué es un error o un incumplimiento de la Ley y de percepción en qué consiste el trabajo del auditor. No olvidemos en este contexto que las empresas y sus propietarios que soportan el coste de la auditoría tienen un interés que ésta se ejecute de la forma más eficiente posible, tal y como la normativa establece.

La NIA-ES 200 define la Seguridad Razonable que ha de alcanzar el auditor en el transcurso de su trabajo como un grado de seguridad alto pero no absoluto y la NIA-ES 230 establece que no es necesario ni factible que el auditor documente cada cuestión considerada, o cada juicio aplicado, en la auditoría.

Por tanto, a mi entender, la evidencia obtenida y la documentación del auditor en su conjunto deben dar la respuesta a si los estados financieros objeto de la auditoría reflejan la imagen fiel. La ausencia de documentación de puntos menores, o de todos y cada una de las cuestiones consideradas a la hora de formar el juicio del auditor no constituye un error. Sin embargo, en España se tiende a analizar el trabajo del auditor como innumerables afirmaciones de carácter individual sin atender a la 'imagen fiel' del trabajo realizado en su conjunto.

Los preparadores de los estados financieros tienen actualmente un desafío muy similar - si incluyen todas y cada una de las notas exigidas por la normativa contable en las cuentas, éstas se hacen tan voluminosas que nadie los puede entender en un tiempo razonable -. Por el otro lado, si dejan algunas notas menores fuera de los estados financieros para transmitir con más claridad la imagen fiel de la empresa, incurren en el riesgo de ser criticados por ello.

 

<<Seguimos arrastrando el problema de interpretación de conceptos como qué es un error o un incumplimiento de la Ley y de percepción en qué consiste el trabajo del auditor>>



¿Cuáles son las normas de la nueva Ley de Auditoría que han causado más controversia con las corporaciones de auditores?

<<La evidencia obtenida y la documentación del auditor en su conjunto deben dar la respuesta a si los estados financieros objeto de la auditoría reflejan la imagen fiel>>

 

Hay una serie de temas técnicos importantes que han sido - y están siendo - objeto de discusión. Pero posiblemente el tema más destacable es que el sector de auditoría en España hubiera querido ser más relevante en el proceso de la elaboración de esta Ley, ya que es una Ley eminentemente técnica y una norma fundamental para la transparencia y la seguridad de la información financiera que afecta de la misma forma a auditores, entidades auditadas y el público en general.


La urgencia que se ha dado por parte del legislador en el desarrollo de la Ley de Auditoría se podía haber compatibilizado con un mayor consenso con los grupos de interés afectados y especialmente en ámbitos como el régimen sancionador, el papel del Comité Consultivo de Auditoría del ICAC, los requisitos para auditores de entidades que no son de interés público, la rotación o los requisitos en materia de independencia.

La Ley de Auditoría, si bien se anticipan claras mejoras como por ejemplo en la definición de los Entidades de Interés Público, es - tal y como declaró el Consejo de Estado - en algunos aspectos de difícil comprensión. Por ello, hay que seguir trabajando con el regulador para disminuir al máximo cualquier ámbito de inseguridad jurídica, y facilitar su aplicación futura evitando cualquier situación latente de indefensión de los profesionales sujetos a esta nueva Ley.


¿Cuál es su evaluación de la Ley 31/2014, de 3 de diciembre, por la que se modifica la Ley de Sociedades de Capital para la mejora del gobierno corporativo y el nuevo Código de Buen Gobierno Corporativo de las Sociedades Cotizadas (CNMV)?

Las normas abordan la transparencia en los órganos de gobierno, la gestión de los riesgos y la independencia así como la participación y profesionalización de los consejeros y en este sentido son una mejora sobre la situación preexistente. Estoy de acuerdo con la afirmación que considera al gobierno corporativo como una herramienta para hacer más competitivas a las sociedades españolas, para generar mayor confianza en los inversores y, por tanto, trascendental para nuestra economía que debe avanzar y adaptarse a los constantes cambios que se producen en la economía internacional.

La responsabilidad social corporativa, la transparencia informativa, el buen funcionamiento de las comisiones de auditoría, la independencia de los consejeros y la remuneración de los mismos son temas de relevancia en la actualidad y, en consecuencia, su regulación también lo es. Mirando hacia delante, debemos continuar mejorando ésta normativa, aunque no necesariamente hacerla más extensa.

 

<<El sector de auditoría en España hubiera querido ser más relevante en el proceso de la elaboración de esta Ley>>


¿Cómo ven la actividad de AECA desde PwC?

Para nosotros, AECA es un referente en el análisis de los principios y normas de contabilidad, con su especial combinación del mundo académico y el empresarial y en su divulgación para contribuir al desarrollo de sus miembros y satisfacer el interés general. Dada esta colaboración enriquecedora, estamos participando en diversas Comisiones de Estudio de AECA y me he incorporado recientemente en la Junta Directiva de AECA.

En este sentido, desde PwC participamos también como patrocinador del XVIII Congreso AECA y su Jornada de Contabilidad y Auditoría, al entender que es uno de los eventos más importantes que se celebran en nuestro ámbito de actuación.


Fuente: Newsletter AECA Nº 107 -Julio 2015