Web contable / Entrevistas: actualidad contable / "La Contabilidad estará al servicio de los negocios y de múltiples usuarios, en vez de servir sólo para rendir cuentas ante los propietarios y Hacienda"





José Luis Alfonso López
Profesor Titular de Dpto. de Economía Financiera y Contabilidad
Universidad Autónoma de Madrid
Coordinador Docente del Curso online AECA-Expansión "El nuevo Plan General Contable"

 

¿Cuáles considera que son los aspectos clave de la Reforma Contable que estamos viviendo?

En cuanto a los aspectos claves, el establecimiento de un Marco Conceptual de la Contabilidad, en el que se pone de manifiesto que todo gira alrededor de los diversos usuarios o destinatarios de la información económica y financiera que la empresa debe suministrar para sobrevivir en un entorno económico de economía social de mercado; hoy por hoy, la empresa necesita de todos y a todos hay que satisfacer sus demandas de información.

Hasta hace poco, la información contable transmitida al exterior servía para fines de control y rendición de cuentas ante los propietarios, accionistas o socios, por un lado, y, por otro, grado de protección respecto a los prestamistas, acreedores y proveedores. Bajo esta óptica, el principio contable de prudencia valorativa tenía la consideración de preferente y el precio de adquisición o coste de producción, casi los únicos criterios de valoración, a nos ser que el valor de mercado o de realización fuese inferior.

La información derivada nueva normativa contable es más apta y útil para múltiples usuarios, siendo el conjunto de principales interesados, los inversores actuales y potenciales, los analistas, las entidades financieras, etc.., que observarán la situación actual y futura, intentarán hacer predicciones sobre el resultado futuro y los flujos netos de tesorería futuros, etc..; para ello, se adoptan otros criterios de valoración, además de los mencionados anteriormente; la aplicación del valor razonable, constituye una de las principales novedades, aplicable a determinados activos y pasivos financieros, siendo posible el reconocimiento de beneficios no realizados según la normativa contable anterior; no obstante, para que los nuevos criterios de valoración se puedan aplicar, se ha tenido que rebajar la "influencia" del principio de prudencia, situándose al mismo nivel que los demás.


¿Qué aspectos positivos destacaría?

De una vez por todas, la Contabilidad está al servicio de los negocios y de múltiples usuarios, en vez de servir sólo para rendir cuentas ante los propietarios y Hacienda.

Los requisitos establecidos en el Marco Conceptual acerca de cómo tiene que ser la información contable: fiable, relevante, clara, comparable, completa, asequible y veraz; en algunas ocasiones, debe prevalecer el "fondo" sobre la "forma" en determinadas operaciones en aras a la fiabilidad.
Para que la información contable ostente las cualidades mencionadas, implica una mejor gestión de los recursos económicos y financieros de la empresa.

Es evidente que aquella empresa bien dirigida y gestionada es muy probable que la información económica y financiera elaborada para el exterior es más fiable. Un ejemplo, una empresa con domicilio social en España que realiza la mayor parte de su negocio en USA, en principio, debe elaborar la información contable teniendo en cuenta la moneda en que se realizan las transacciones ordinarias o de gestión (en $USA); a efectos de gestión, formular las cuentas en $USA, y convertir los estados contables (balance, estado de pérdidas y ganancias, estado de flujos de efectivo, etc.) en euros, a efectos de la formulación de las cuentas anuales.

Con la aplicación de los nuevos criterios de valoración sobre los activos y pasivos financieros, mantenidos hasta el vencimiento, la Contabilidad se alinea con las matemáticas de las operaciones financieras: se introduce el tipo de interés efectivo; desaparecen los activos ficticios: gastos de formalización, gastos por intereses diferidos; se unifican los criterios, sólo según la contrapartida entregada o recibida, en vez de a valor nominal o concedido, unos; a valor de reembolsos, otros; etc.

Desaparecen del activo, otros activos ficticios: gastos de constitución y de ampliación de capital, serán considerados como menor valor de la financiación recibida, reservas negativas; los de primer establecimiento, gastos del periodo.


¿Y negativos?

Cambios de hacer las cosas desde el punto de vista contable. Modificación del sistema informático. Necesidad de una mayor formación de los profesionales que tengan la responsabilidad en materia contable.

Mayor dedicación en la elaboración de la información económica y financiera.

Podrán incrementarse los costes de la auditoría externa.

¿Las implicaciones directas son en realidad más costes, una importante complejidad y una mayor inseguridad según indican las asociaciones empresariales?

En principio, la aplicación del Nuevo Plan General de Contabilidad, de ahora en adelante, PGC2007, supondrá costes de implantación, al igual que cuando se sustituyó la unidad monetaria, de la peseta al euro.

La complejidad se reduce a los diversos tratamientos contables sobre los activos y pasivos financieros, dependiendo de la consideración desde el punto de vista de la empresa (de negociación, disponibles para la venta, mantenidos hasta el vencimiento); el tratamiento contable del impuesto sobre beneficios, que cambia de enfoque, en vez de observar los efectos impositivos de las diferencias temporales relacionadas con gastos e ingresos, se observarán las diferencias temporarias entre los valores contables y valores (bases) fiscales.

La supuesta mayor inseguridad se corregirá con una mayor profesionalidad, capacitación y esfuerzo.

¿Cuál es la principal razón por la que las empresas no están del todo de acuerdo con el PGC2007?

Los costes de adaptación; mayor variación de los resultados; tratamientos contables complejos respecto a instrumentos financieros híbridos y de cobertura y opciones; el "bricolage" contable respecto a los gastos e ingresos imputados al patrimonio neto.

¿Qué importancia le da al plan especial para PYMES acordado por el ICAC?

Relativa. Obviamente, atendiendo al tamaño, casuística, volumen y tipo de operaciones, no resultan aplicables diversas normas de registro y valoración: se simplifica el contenido de las normas sobre intangibles; no se contemplan los activos financieros disponibles para la venta; las combinaciones no son objeto de regulación por el Plan para PYMES. No constan las cuentas de gastos e ingresos a incorporar al patrimonio neto (grupos 8 y 9); los modelos de balance, cuenta o estado de pérdidas y ganancias, estado de cambios en el patrimonio neto y el contenido de la memoria es simplificado; están exentas de la formulación del estado de flujos de efectivo.

Ahora bien, si una PYME realiza alguna operación o hecho no contemplado o regulado por el Plan para PYMES, debe aplicar lo establecido en el Plan General de Contabilidad.


¿El coste total de la reforma compensará en el futuro por los cambios positivos que se producirán?

Mayor profesionalidad; disminuye la dependencia de la información contable de los jurídico-patrimonialista; mejora de la gestión empresarial; ejercicio de un mayor control de los activos, baste un ejemplo: el valor de un determinado inmovilizado material debe desglosarse por componentes específicos de cuantía significativa, con distinto periodo de vida útil y, en su caso, diferentes criterios de amortización a aplicar.

Se ejerce una presión para que la empresa realice operaciones de derivados o de cobertura para cubrirse de los riesgos, en caso que sean significativos, de crédito, operaciones en moneda extranjera, interés y de flujos de efectivo.

¿Va a costarle mucho a las empresas, sobre todo a las pequeñas , adaptarse a la nueva contabilidad?

Los costes de adaptación se corresponden con los de reciclaje del personal, cambios o modificaciones de los soportes informáticos. Para las PYMES, si las operaciones económicas y financieras que realizan son triviales o comunes, no les supondrá costes añadidos; a veces, es bueno este tipo de cambios, para conocer bien las inversiones, reevaluarlas, etc..

Finalmente no se producirá una asimilación completa de las NICs/NIIFs a la legislación contable española, sino que quedará algo del modelo contable español; ¿qué es lo más destacado de lo que permanece?

El seguir sin admitir el ajuste de valor de los inmovilizados materiales e inversiones inmobiliarias, cuando se constate una desviación significativa positiva entre el valor razonable o actual y el valor neto contable, a pesar de estar justificada la revalorización por peritos o expertos en tasaciones.

Algunos expertos han planteado la conveniencia de aprovechar este momento, y acometer una nueva actualización de balances de las empresas (la última realizada en 1996 en base al RD Ley 7/07 ¿comparte esa opinión?

Sí, por supuesto que sí; al no permitir ajustar los inmovilizados con carácter voluntario, en base al valor razonable, que, desde el punto de vista contable, conlleva una política contable más prudente y realista, al ser las amortizaciones futuras mayores; por lo menos, incentivarlas a que lo hagan, siempre que el coste fiscal sea nulo o muy pequeño (como mucho 2 ó 3%).




Fuente: Newsletter AECA "Actualidad NIC/NIIF" Nº 20 - Octubre 2007