Web contable / Entrevistas: actualidad contable / "Defendemos un nuevo modelo de relación entre los contribuyentes, la Administración y los asesores, con un mayor equilibrio en los derechos y deberes entre las partes"





Juan Carlos López-Hermoso
Presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF)




 

¿Qué opiniones están recibiendo de los asesores fiscales respecto a la reforma contable y nuevo PGC?

El nuevo PGC se publicó el 20 de noviembre de 2007, y desde su entrada en vigor ha transcurrido un breve periodo de tiempo que ha impedido, en muchos casos, tener todavía un cabal y ajustado conocimiento de las reformas introducidas. Por otra parte, las empresas están, en estas fechas, cerrando el ejercicio 2007. Esta circunstancia ha hecho que todavía muchas sociedades no hayan iniciado una aplicación efectiva del nuevo PGC y continúen, de momento, registrando sus operaciones como lo venían haciendo anteriormente, por lo que durante el año se irán adaptando de forma progresiva.

En esta situación va a influir la medida aprobada por el Gobierno en el Real Decreto Ley aprobado el pasado día 18 de abril de permitir a todas las empresas optar para calcular el pago fraccionado del ejercicio 2008 por la cuota del ejercicio anterior, en lugar de utilizar como parámetro de cálculo la base imponible o resultado contable obtenido por las sociedades durante el ejercicio. En consecuencia, creo que todavía muchas de las dudas que planteará la aplicación práctica del nuevo PGC a las sociedades, aunque en teoría se aplique desde el 1 de enero, están todavía por detectar.


¿Cómo incidirá el nuevo PGC en la factura fiscal de las empresas?

Una primera referencia de la incidencia fiscal del nuevo PGC la íbamos a tener en el cálculo del primer pago fraccionado el pasado 21 de abril. En este cálculo se iban a tener en cuenta tanto los ajustes derivados de la primera aplicación, activos y pasivos que se eliminan contra reservas, como el resultado obtenido en los tres primeros meses ya calculado de acuerdo con el nuevo PGC. La medida adoptada por el Gobierno, anteriormente comentada, va a suponer que de hecho la verdadera incidencia del nuevo PGC se conozca al elaborar la declaración de este ejercicio en julio de 2009.

No obstante lo anterior, según la Exposición de Motivos de la Ley de reforma de la legislación mercantil en materia contable, el legislador pretendía que la reforma tuviera un efecto neutral para las empresas. Sin embargo, desde todos los ámbitos se ha mantenido que esta pretendida neutralidad no es tal, bien por incrementar la factura fiscal para los contribuyentes o por adelantar el pago del impuesto, en determinados casos. Finalmente, la propia Administración ha reconocido que la reforma fiscal sí tendrá efectos fiscales para las empresas, y en muchos casos su impacto podrá ser importante, como por ejemplo en los supuestos de bajas de provisiones, la nueva regulación de la moneda extranjera o el reconocimiento de los ingresos por ventas y prestaciones de servicios. En este contexto, y debido a la existencia del gran número de dudas que se habían suscitado, el Gobierno ha aprobado un Real Decreto Ley en el que se retrasa la presentación de los pagos fraccionados del mes de abril y se prevé que no se tengan en cuenta en el cálculo de todos los pagos fraccionados a cuenta del ejercicio 2008 los ajustes derivados de la normativa mercantil.

¿Qué cambios esperan de la reforma del Impuesto de Sociedades que vendrá como consecuencia de la reforma mercantil y contable?

La Ley de reforma mercantil en materia contable ya modificó el Impuesto sobre Sociedades, principalmente para adaptarse a los nuevos términos usados en el PGC, como patrimonio neto, deterioro… Fuera de éstas, la única medida de adaptación que se introdujo fue un nuevo tratamiento del fondo de comercio, que se seguirá depreciando a efectos fiscales aun cuando a efectos fiscales no se amortice y, por tanto, no se registre ningún gasto por este concepto.

Es decir, una adaptación, que no reforma, del Impuesto sobre Sociedades como consecuencia de la reforma mercantil, ya se aprobó en el mismo texto legal que reformó la legislación mercantil en materia contable. Ahora bien, sería recomendable que dadas las múltiples críticas que ha sufrido la modificación del IS, empezando por la forma en la que se realizó -en una enmienda transaccional en el Senado eliminando toda la posibilidad de debate-en este mismo año 2008 se aprobara una amplia reforma del IS con el fin de ajustar todos los problemas que se han detectado y que suponen que la reforma mercantil no haya sido neutral en el ámbito fiscal.

Esta necesidad de reforma del IS ya ha sido trasladada desde la Asociación a la Dirección General de Tributos. Igualmente, se ha enviado a este Centro Directivo un amplio catálogo de dudas que surgen de una lectura conjunta de las normas fiscales y contables, y se espera que la Dirección General de Tributos apruebe una resolución interpretativa durante este año.


¿Cuáles serán los principales objetivos y líneas de actuación de AEDAF en este nuevo mandato que inicia?

El nuevo equipo que encabezo y que dirige la Asociación desde el día 1 de enero ya está trabajando en el ámbito interno en diferentes proyectos formativos, coordinados por el Gabinete de Estudios, que permitan a los Asociados disponer de toda la formación e información necesaria, debidamente seleccionada y en tiempo útil, para su mejor práctica profesional.

En cuanto a las relaciones con la Administración Tributaria, defendemos un nuevo modelo de relación entre los contribuyentes, la Administración y los asesores, con un mayor equilibrio en los derechos y deberes entre las partes, y estamos decididos a hacer oír nuestra opinión, para lo que realizaremos cuantas actuaciones en el terreno de la comunicación a la opinión pública resulten necesarias para alcanzar este objetivo.

También trabajaremos en destacar la función social que realizan los Asesores Fiscales, sin los cuales el sistema tributario, en su actual configuración, no podría funcionar, y su aportación a los clientes como profesionales de alto valor añadido.


Fuente: Newsletter AECA "Actualidad NIC/NIIF" Nº 26 - Abril 2008