Web contable / Entrevistas: actualidad contable / "Aplicando NIIF cada cierre anual reflejamos el valor razonable con lo que la cuenta de resultados refleja el resultado real de grupo obtenido en cada ejercicio"





Luis de las Heras


Director Financiero del Grupo Magtel



 

¿Cuales son las principales actividades del Grupo Magtel?

El negocio del grupo Magtel está basado en la ingeniería, instalación y mantenimiento en el ámbito de las comunicaciones por cable y radio, en las instalaciones eléctricas convencionales y de energías renovables, en la obra hidráulica y el mantenimiento relacionado con el ciclo integral del agua y en las actividades relacionadas con las Tecnologías de la Información y en la comunicación (TIC), así como la fabricación de tubería en polietileno destinada a las canalizaciones eléctricas y de comunicaciones.

Para ello Magtel cuenta con un grupo de empresas tipo holding dividido en tres grandes divisiones: el negocio recurrente de ingeniería (Magtel Corporativo, descrito anteriormente), División patrimonial (Magtel desarrollo patrimonial, actividad arrendataria y agrícola) y Magtel Proyectos y Concesiones.

Esta última división engloba los proyectos estructurados y a largo plazo, en el que actualmente se encuentran nuestros proyectos de producción de energías renovables en las tecnologías fotovoltaica, termosolar, térmica, biomasa y eólica, principalmente.


Su empresa aplica Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) en sus estados consolidados, ¿por que tomaron dicha decisión?

El grupo genera valor continuamente en la división de proyectos estructurados cuya maduración suele ser plurianual (de dos a cinco años normalmente).

Estos proyectos tienen un alto valor añadido y en la normativa española hasta una enajenación de los mismos no se podría registrar dicha generación de valor, sin embargo aplicando NIIF cada cierre anual reflejamos el valor razonable de dichos proyectos con lo que la cuenta de resultados refleja el resultado real de grupo obtenido en cada ejercicio.

Básicamente percibo que las NIIF valoran la compañía a criterios de mercado, y que su cuenta de resultados es la variación del valor inicial con respecto al final de periodo.

<<Nuestros cierres mensuales de cara a comités de dirección siguen realizándose en normativa española. La transformación en NIIF es únicamente en Cuentas Anuales Consolidadas.>>




¿Cuales fueron los principales impactos en sus estados financieros?

Hubo impactos positivos y también asumimos los negativos. Si bien los impactos negativos son aplicables en gran medida a la normativa española también.

Cuando creamos la división de proyectos y concesiones y nuestro negocio no se basó únicamente en la prestación de servicios comenzamos a detectar que de qué manera podríamos reflejar los avances obtenidos en los proyectos a largo plazo.

De esta forma registramos en nuestros estados financieros dos proyectos de los que nos sentimos muy orgullosos: una central termosolar de la que poseemos el 21,29% cuyas magnitudes principales son 383 millones de euros de inversión inicial, 292 millones de financiación estructurada (Proyect Finance) y un despliegue de fibra óptica que estamos realizando en el territorio andaluz para ser el primer operador neutro, actividad declarada públicamente de interés estratégico.

La formulación en NIIF nos ha dado la posibilidad de poner en valor dichos proyectos.


¿Como afecto a sus procesos administrativos la implantación de las NIIF?

<<Nuestro negocio recurrente basado en financiación de circulante no se ha visto afectado ya que nuestros clientes son de primer nivel de solvencia>>

Básicamente, nuestro día a día no ha cambiado. Nuestros cierres mensuales de cara a comités de dirección siguen realizándose en normativa española. La transformación en NIIF es únicamente en Cuentas Anuales Consolidadas por lo que en el último trimestre nos ponemos a trabajar con Deloitte, nuestro auditor de cuentas y nuestras tasadoras independientes y configuramos los efectos en NIIF de cara a la consolidación anual.



La financiación es hoy día complicada, ¿cómo están afrontando las necesidades de liquidez y de financiación?

El sistema bancario está pasando por un momento de reestructuración a nivel organizativo, financiero y societario al que se une el legislativo. Esto provoca que las operaciones se ralenticen enormemente y disminuyan en número.

Creo que las organizaciones bancarias han estado mirando más hacia adentro que a su propio negocio, pero esto está cambiando conforme se van asentado las entidades, hecho que creo que está comenzando.

Afortunadamente, nuestro negocio recurrente basado en financiación de circulante no se ha visto afectado ya que nuestros clientes son de primer nivel de solvencia.


¿Se han planteado acudir al segundo mercado para captar financiación?

Lógicamente, en los niveles de crecimiento que nos queremos situar en los próximos 5 años, es necesario acceder a financiación tipo capital riesgo o mercado alternativo.

No se descarta dicha opción a medio plazo.


¿Están internacionalizando su actividad?, ¿cuales fueron las principales dificultades y los retos que tiene planteados?

Comenzamos nuestra primera andadura internacional en Panamá con un servicio puntual para telefonía móvil hace ya tres años. Actualmente se han cerrado contratos en Marruecos en el ámbito de obra eléctrica y estamos haciendo prospecciones comerciales en Latinoamérica y Estados Unidos.

Las dificultades que vemos principalmente es la falta de experiencia en nuevos mercados, que el sistema legislativo, tributario, financiero, laboral y cultural de otros países es una fuente de riesgos que deben de cerrarse antes de dar el paso. Para ello contamos con asesores de primera línea pero incluso así, en el exterior hay que ir despacio igual que cuando empezamos hace 20 años.


Fuente: Newsletter AECA Nº 70 -Marzo 2012