Web contable / Entrevistas: actualidad contable / "En los últimos años han aparecido diversos instrumentos de financiación alternativos dirigidos a favorecer la innovación de la Pyme"





Domingo García Pérez de Lema


Presidente de la Comisión de Valoración y Financiación de Empresas de AECA



 

La valoración de las empresas y sus activos cogió especial importancia a raíz del nuevo Plan General de Contabilidad de 2007 que adaptaba nuestra contabilidad a la normativa europea. El gestor y sus criterios de gestión y elaboración de la contabilidad cobraron mayor importancia. ¿Cree que las empresas han sacado partido a estos cambios?

El nuevo Plan Contable ha supuesto un importante cambio para los profesionales de la contabilidad en España pasando de un sistema contable que se dirigía esencialmente a suministrar información a propietarios y acreedores, de cara a la rendición de cuentas, el control y la protección patrimonial, a un nuevo sistema contable más dirigido hacia la protección del mercado, a los inversores y a los analistas, para evaluar la situación presente y futura de la empresa. La reforma contable se puede calificar de positiva. Por una parte, la normativa contable se adapta a las NIIF, lo que permite a nuestras empresas una mayor comparabilidad de su información en el ámbito internacional; y por otra parte, las nuevas normas y criterios ofrecen más transparencia informativa, dotando a las cuentas anuales de una mayor claridad y utilidad de cara a la toma de decisiones económicas. No obstante, en el proceso de implantación de la reforma se ha podido apreciar diferentes ritmos en cuanto a su aprovechamiento. Las empresas de mayor tamaño y los consultores, auditores y profesionales de la valoración se han adaptado mejor a la complejidad del nuevo Plan Contable, que las empresas pequeñas y de reducida dimensión, donde en muchos casos ha supuesto una acomodación al plan anterior, perdiendo por tanto su utilidad. Adicionalmente, la actual crisis financiera ha puesto de manifiesto una serie de desajustes en los criterios de valoración que han conllevado en ocasiones a plantear dudas sobre su implantación.


Frente a los métodos tradicionales de valoración basados en el descuento de flujos, que soportan una serie de limitaciones, encontramos otros como el de opciones reales. ¿Qué ventajas presenta este método? ¿Es aplicable a cualquier empresa?


En la práctica profesional la aplicación de las opciones reales en el proceso de valoración de una empresa está poco extendido en comparación con los métodos basados en descuento de flujos. No obstante, estos últimos tienen una serie de limitaciones que en determinadas ocasiones se hace recomendable utilizar métodos alternativos como las opciones reales. Suelen citarse ejemplos de aplicación a prospecciones petrolíferas, inversión en tecnologías de la información, en biotecnología, etc. En la actualidad los profesores Félix Doldán y Manuel Rodríguez de la Universidad de A Coruña están elaborando un documento denominado "VALORACIÓN DE EMPRESAS y OPCIONES REALES" y ponen de manifiesto que como metodología de evaluación de inversiones las opciones reales aportan un concepto no contemplado por los métodos tradicionales de valorar inversiones: la flexibilidad, que aporta un valor adicional que puede alterar las conclusiones iniciales obtenidas meramente con métodos tradicionales. Los métodos tradicionales basados en el descuento de flujos soportan una serie de limitaciones que se concretan en no tratar en la forma apropiada la incertidumbre y la flexibilidad estratégica de que dispone la dirección de la empresa para afrontar los cambios del entorno, factores, ambos, que son la esencia básica de la gestión para la creación de valor en la empresa.


<<Las opciones reales aportan un concepto no contemplado por los métodos tradicionales de valorar inversiones: la flexibilidad, que aporta un valor adicional que puede alterar las conclusiones iniciales obtenidas meramente con métodos tradicionales.
>>


 



Dada la importancia que está teniendo el Fair Value en el ámbito contable, su Comisión está trabajando en un Documento sobre la valoración de empresas y el valor razonable. ¿En qué aspectos se centrará el trabajo?

En efecto, la aprobación del PGC en 2007 y al objeto de ofrecer unos estándares que garanticen la calidad y utilidad de la información y su comparabilidad ha llevado a introducir como parte sustancial del sistema valorativo el valor razonable (FV) dando lugar a un amplio desarrollo de criterios y métodos valorativos. En la Comisión se está elaborando un documento denominado "LA VALORACIÓN DE EMPRESAS Y EL VALOR RAZONABLE (PROPUESTA DE APLICACIÓN)" elaborado por el profesor Rojo Ramírez de la Universidad de Almería cuyo objetivo es abrir un debate sobre el FV en el contexto de la valoración de negocios, poniendo de manifiesto los criterios valorativos existentes y las dificultades de su aplicación en la contabilidad. Para ello, en primer lugar, se analiza la importancia que está teniendo el FV en el ámbito contable, en segundo lugar se analizan los modelos económicos para la valoración y la conexión de los criterios de valoración contable con aquellos y en tercer lugar se estudian las NIC/NIIF más significativas que recogen aspectos de valoración de negocios. Finalmente, a manera de conclusión, se indican algunos retos para la aplicación del FV.


El pasado año, la Comisión emitió un Documento analizando los instrumentos de financiación alternativos al crédito bancario a los que puede acceder la Pyme, y la Asociación publicó un estudio empírico sobre el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), donde participaron miembros de su Comisión. En esta fase tan asfixiante que vivimos, con ausencia de financiación, ¿por qué cree que no terminan de funcionar estas otras fórmulas de acceso al crédito?


<<El MAB aún no ha conseguido una amplia aceptación en el tejido empresarial español, debido fundamentalmente a las turbulencias de los mercados y al escaso apoyo fiscal recibido.>>

 


Al objeto de mitigar los problemas de financiación que soportan las Pymes y facilitar vías de acceso complementarias a la financiación bancaria, en los últimos años han aparecido diversos instrumentos de financiación alternativos dirigidos a favorecer la innovación de la Pyme. Sin embargo, frente a la alternativa bancaria estos instrumentos financieros no han conseguido una amplia aceptación en el tejido empresarial español. En un estudio reciente realizado por FUNCAS (2007) se pone de manifiesto la resistencia de las Pyme españolas a innovar a la hora de utilizar nuevos mecanismos de financiación alternativos, como pueden ser los Business Angels, el Capital Riesgo, o los préstamos participativos.

La profesora Elisabeth Bustos de la Universidad de Valencia elaboró un documento sobre "FINANCIACIÓN DEL PLAN DE CRECIMIENTO DE LA PYME", analizando los instrumentos de financiación alternativos al crédito bancario a los que puede acceder la Pyme. Tales como, préstamos participativos, capital riesgo, aval de sociedades de garantía recíproca, y el Mercado Alternativo Bursátil. Este documento pretende señalar de forma práctica y operativa las ventajas y desventajas de cada instrumento financiero para que los responsables de las Pyme puedan tomar decisiones financieras adecuadas en función de sus propias necesidades.


Para propiciar un mayor acercamiento de las Pyme a los instrumentos financieros alternativos (business angels, capital riesgo y préstamos participativos), que están más extendidos en el mundo anglosajón, es necesario analizar profundamente las causas que originan este distanciamiento. Este puede venir por dos vías: por la legislación y por la toma de decisiones de los agentes que intervienen en el proceso: la Entidad que financia y la empresa. Los efectos de la legislación son directos y pueden ser identificados con una precisión razonable. Sin embargo, el proceso de la toma de decisiones es más complejo y poco analizado por la literatura financiera. Desde la parte de la Entidad es preciso realizar un mayor acercamiento a la Pyme para darles a conocer las ventajas asociadas a la utilización de los instrumentos alternativos al bancario y aplicar en mayor medida criterios económicos sobre la viabilidad de los proyectos que se le presentan. Y desde el ámbito de la Pyme se precisa una reducción de las asimetrías informativas ofreciendo una información rigurosa sobre los proyectos que se presentan, y principalmente, aplicar también criterios innovadores en la toma de decisiones en su planificación financiera.

Por otra parte, investigadores de la Comisión de Valoración de AECA realizaron un estudio empírico sobre la potencialidad del MAB en España, poniendo de manifiesto que este mercado tiene un importante atractivo para las empresas en expansión al contribuir a mitigar los problemas de financiación que soportan las Pymes y facilitar vías de acceso complementarias a la financiación bancaria. Sin embargo, el MAB aún no ha conseguido una amplia aceptación en el tejido empresarial español, debido fundamentalmente a las turbulencias de los mercados y al escaso apoyo fiscal recibido.


Fuente: Newsletter AECA Nº 75 -Septiembre 2012