Web contable / Entrevistas: actualidad contable / "La figura de administrador concursal puede ser asumida perfectamente por los auditores"


Miguel Lomas

Socio director, AUDITEST, SAP


¿Cómo valora la evolución de su firma en todos estos años y hacia dónde está centrándose el negocio?

Desde el origen de la firma, nos hemos centrado en la auditoría financiera, el área concursal y la actividad forense. Bien es cierto que la situación financiera de los clientes, nos ha llevado a satisfacer la demanda creciente de proyectos de reestructuración de pasivo, reorganización y compra - venta de negocios, así como la preparación de solicitudes de concurso.

Las cifras de empresas en concurso están batiendo récords ¿Cómo ve la figura del Concurso de Acreedores en relación a la antigua Quiebra? ¿Resulta verdaderamente ventajosa para las empresas?

Creo que la comparación inicial habría que plantearla con la antigua suspensión de pagos, que es el procedimiento que más se asimilaba al actual concurso de acreedores. Lamentablemente los resultados indican que es más práctico hacer la comparativa con el procedimiento de quiebra que me plantea en su pregunta.

Es indudable que el actual procedimiento concursal aporta numerosas ventajas frente a los procedimientos anteriores; fundamentalmente transparencia, integridad normativa, agilidad, y sobre todo, la especialización de los juzgados. Baste recordar los procedimientos que antiguamente se seguían en Juzgados de municipios en que la rotación de los titulares era permanente y carecían de formación específica.

 

<< El actual procedimiento concursal aporta numerosas ventajas; fundamentalmente transparencia, integridad normativa, agilidad, y sobre todo, la especialización de los juzgados.>>

 

Este entorno es indudable que ha profesionalizado la actividad y ello redunda en una situación mucho más ventajosa para las empresas. Lamentablemente no se aprecia en los resultados de los procedimientos dado que la inmensa mayoría de los concursos de acreedores acaban en liquidación, sin alcanzar convenios con sus acreedores o incumpliéndolo a posteriori. Pero esto creo que no es imputable a la configuración actual del procedimiento concursal, sino más bien al tremendo retraso con el que se adopta la decisión de concursar.

Con los concursos surge la figura del administrador concursal ¿es fácil o puede resultar una nueva área de negocio para el auditor?

La figura de administrador concursal puede ser asumida perfectamente por los auditores. Por parte de los Juzgados, con buen criterio, se está facilitando el acceso de nuevos compañeros con nombramientos en concursos de escasa complejidad, pero que permiten adquirir experiencia y conocer los procedimientos a que obliga la Ley Concursal.

<< Las empresas que solicitan procedimientos concursales, están tan mal financieramente, que en muchos casos no es posible ni recuperar los honorarios fijados en el arancel.>>

 

Otra cosa es la rentabilidad como área de negocio; Lamentablemente, las empresas que solicitan procedimientos concursales en estos momentos, están tan mal financieramente, que en muchos casos no es posible ni recuperar los honorarios fijados en el arancel, que por otra parte se van minorando en cada reforma de la Ley.

Personalmente creo que no es un área atractiva hoy día valorando el esfuerzo, riesgo y rentabilidad, pero puede servir como actividad complementaria si se tiene la constancia de permanecer y formarse.

¿Cómo ve la evolución que está tomando la futura directiva europea de auditoría en relación a las restricciones para las grandes firmas? ¿Beneficiará y ampliará negocio en las medianas y pequeñas?

No espero modificaciones en el mapa empresarial del sector; las grandes firmas del sector tienen su lobby de presión que influirá en las modificaciones legislativas que se puedan plantear para que no les perjudiquen.


¿Cómo se ha vivido la implantación de la nueva normativa contable en la mediana empresa? Con bastantes problemas; mayor esfuerzo por parte de las empresas para cumplimentar correctamente la información de las cuentas anuales, además de la reticencia de las mismas a incluir determinada información por considerarla sensible y de escasa utilidad. Para los auditores ha supuesto incrementar las horas de trabajo sin la posibilidad de recuperarlas incrementando los honorarios, dada la actual situación económica.


La auditoría de cuentas ha sufrido una reforma importante en los últimos tiempos, ¿qué aspectos positivos y/o negativos encuentra en este proceso?

El más positivo es el salto cualitativo que se ha dado en la profesión gracias a la actuación de las corporaciones profesionales y su esfuerzo continuado de formación. El más negativo es la propia configuración del sector que depende de un organismo público que no siempre considera las necesidades de los auditores en sus actuaciones y desarrollo normativo.

Fuente: Newsletter AECA Nº 83 -Mayo 2013