Web contable / Normas internacionales de contabilidad / Principales cambios... / 3. Elementos de los estados financieros: reconocimiento y valoración


Las definiciones de activo y pasivo del marco conceptual recogidas a continuación

Según estas definiciones, que muestran condiciones muy estrictas para la identificación de los elementos que componen el balance de situación, no podría ser calificado como activo una máquina inútil ni los gastos de constitución y primer establecimiento de la empresa. Por el contrario, un activo adquirido en régimen de arrendamiento financiero cumple, por lo general, las condiciones impuestas para su clasificación como activo.

Los pasivos identificados en la entidad deben cumplir las condiciones de la definición, y todos las obligaciones que la cumplan deben reflejarse como pasivos. Así, el pasivo devengado por fondos de pensiones u obligaciones similares con los trabajadores es un pasivo, mientras que una provisión para pérdidas futuras o para reparar un daño todavía no causado no podría ser nunca un pasivo.

Los activos netos (activos menos pasivos) son el patrimonio neto o fondos propios de la entidad, y representan los intereses de los propietarios en la misma. No puede haber activos ni pasivos con los propietarios en su condición de tales.

Las definiciones de gastos e ingresos del marco conceptual son las recogidas a continuación:

No hay, a tenor de las definiciones, una identificación autónoma de ingresos y gastos, por lo que se deben localizar y valorar atendiendo al nacimiento o cambio de valor de los activos y pasivos, que no tengan relación con las transacciones realizadas con los propietarios. De esta forma, se producen gastos por depreciación de los activos o por nacimiento de pasivos, mientras que se producen ingresos por revalorización de los activos o por decremento del valor de los pasivos.

Por ejemplo, una venta de existencias da lugar a sendas partidas de gastos e ingresos. Los ingresos vendrán dados por la aparición de un saldo de clientes, mientras que los gastos quedarán identificados por el valor de los inventarios dados de baja por haber sido cedidos a un tercero. También hay muchos gastos que aparecen sin relación alguna con ingresos (por ejemplo una pérdida por incendio), al igual que ingresos sin relación alguna con gastos (por ejemplo la revalorización de la cartera de inversiones financieras mantenidas para negociación)

Los flujos de fondos en la empresa vienen definidos por los movimientos de la posición de efectivo (que incluye otros equivalentes líquidos como inversiones muy líquidas o préstamos a muy corto plazo), de manera que son cobros o entradas los aumentos de los saldos de efectivo, mientras que son pagos o salidas de efectivo las disminuciones de tales saldos.

El reconocimiento de los anteriores elementos de los estados financieros, esto es,su incorporación a los estados financieros, requiere dos condiciones:

a) que sea probable que cualquier beneficio económico asociado con la partida llegue o salga de la empresa, y

b) que la partida tenga un coste o valor que pueda ser medido con fiabilidad.

Cuando no se puede reconocer un activo, un pasivo, un gasto o un ingreso, por ejemplo por que la posibilidad de obtener los beneficios derivados es sólo posible(no probable) o porque es imposible valorar la partida, cabe la posibilidad de informar de ello en notas a los estados financieros. Informar por medio de notas no tiene la misma validez que reconocer el elemento, y debe considerarse un sustitutivo de peor calidad, que viene obligado por razones de imposibilidad.


Autor: José Antonio GONZALO ANGULO – Universidad de Alcalá

© Gonzalo Angulo, JA (2003): "Principales cambios que suponen las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) respecto al Plan General de Contabilidad (PGC)", 5campus.org, Contabilidad Internacional