Web fiscal / Procedimientos tributarios / 1.2. Procedimiento de devolución de ingresos indebidos


Inicio del procedimiento.

El procedimiento se inicia por la presentación de una solicitud del interesado para que la Administración le devuelva una cantidad por:
• haber ingresado una cantidad que no debía,
• tener derecho al reembolso de garantías que haya aportado en lugar de hacer un ingreso o
• tener derecho a que le abonen intereses por una cantidad.

El concepto ingreso indebido sólo se refiere a cantidades que nunca se debieron ingresar, no a cantidades que se ingresaron correctamente, pero que luego resultaron a devolver.

Según el art. 221 de la LGT:

“El procedimiento para el reconocimiento del derecho a la devolución de ingresos indebidos se iniciará de oficio o a instancia del interesado, en los siguientes supuestos:
a) Cuando se haya producido una duplicidad en el pago de deudas tributarias o sanciones.
b) Cuando la cantidad pagada haya sido superior al importe a ingresar resultante de un acto administrativo o de una autoliquidación.
c) Cuando se hayan ingresado cantidades correspondientes a deudas o sanciones tributarias después de haber transcurrido los plazos de prescripción.
d) Cuando así lo establezca la normativa tributaria.”

Si la solicitud de devolución se funda en un acto previo, la Administración se limitará a comprobar la corrección formal de lo solicitado y devolver, por ejemplo si hay una sentencia judicial firme ordenando la devolución.

Lo normal, sin embargo será que se solicite de la Administración que reconozca que se ingresó una cantidad indebidamente para que devuelva.

El caso más común es el de una declaración presentada con datos erróneos, de modo que resultó a ingresar una cantidad superior a la que procedía.

Para solicitar la devolución de esta cantidad lo que hay que pedir a la Administración es que reconozca que efectivamente la declaración era errónea y que procede rectificarla.

Para ello hay que presentar con la solicitud (art. 126 del RD 1065/2007):
• Identificación de la declaración que se pretende rectificar.
• Identificación del medio por el que se pretende obtener la devolución (transferencia a una cuenta indicada o cheque cruzado, esto es un cheque que no puede cobrarse en efectivo, debe ingresarse en una cuenta bancaria).
• Justificación de que efectivamente se ha hecho el ingreso que se pretende obtener.

 

Tramitación del procedimiento.

La Administración comprobará que efectivamente se efectuó el ingreso y que se hizo de forma incorrecta y en su caso acordará rectificar la declaración y proceder a la devolución solicitada.

Art. 18 del RD 520/2005: “el órgano competente de la Administración tributaria comprobará las circunstancias que, en su caso, determinen el derecho a la devolución, la realidad del ingreso y su no devolución posterior, así como la titularidad del derecho y la cuantía de la devolución.”

Terminadas las comprobaciones, si la Administración no está de acuerdo con la devolución solicitada y antes de resolver minorándola o denegándola, la Administración nos dará trámite de alegaciones para que podamos alegar lo que queramos. Si está de acuerdo con la devolución solicitada no es necesario.

Art. 18 del RD 520/2005: “El órgano competente para resolver dictará una resolución motivada en la que, si procede, se acordará el derecho a la devolución, se determinará el titular del derecho y el importe de la devolución.”

El plazo para este procedimiento es de 6 meses, pasado este plazo el interesado puede entender que le deniegan la devolución y recurrir.

No obstante, que en este plazo de 6 meses no se haya contestado no quiere decir automáticamente que se rechace la devolución.

El artículo 103.1 de la LGT señala que:

“La Administración tributaria está obligada a resolver expresamente todas las cuestiones que se planteen en los procedimientos de aplicación de los tributos, así como a notificar dicha resolución expresa.”

El artículo 128.3 del RD 1065/2007 dice que:

“El plazo máximo para notificar la resolución de este procedimiento será de seis meses. Transcurrido dicho plazo sin haberse realizado la notificación expresa del acuerdo adoptado, la solicitud podrá entenderse desestimada.”

Que no nos contesten en 6 meses no significa que la Administración no esté obligada a resolver expresamente, sólo significa que podemos ir a los tribunales a recurrir, pero también podemos esperar a que la Administración nos conteste por escrito, porque sigue estando obligada a hacerlo y es posible que nos reconozca la devolución.

Que transcurran los 6 meses nos da la opción de ir a los tribunales a recurrir como si nos hubiesen denegado la solicitud, nada más.

 

Finalización del procedimiento.

El procedimiento finaliza reconociendo la devolución solicitada, reconociendo el derecho a una devolución, pero de inferior importe o denegando la devolución solicitada.

Lo que la Administración haya reconocido en el procedimiento de rectificación de la autoliquidación no puede volver a ser liquidado, salvo que aparezcan nuevos hechos o circunstancias en un procedimiento posterior y deriven de actuaciones distintas de las ya realizadas en el procedimiento de rectificación de la autoliquidación.

En la devolución se abonarán intereses de demora sin necesidad de que los solicite el interesado.

 

 

Ejemplos.

1. Diferencia entre la devolución de un ingreso indebido y la devolución de un ingreso resultante de la normativa de un tributo.

El Sr. Pérez presentó autoliquidación del IRPF de X1 del que resultaban a devolver 200 € que le fueron devueltos un mes después.

El año siguiente se dio cuenta al confeccionar de nuevo la declaración de la renta que tenía derecho a una deducción por la adquisición de vivienda más elevada de la que consignó en su autoliquidación de X1, por lo que solicita a la Administración la devolución de 300 € adicionales a los devueltos el año anterior.

¿Cómo solicita estas devoluciones?

En el caso de la autoliquidación original, simplemente con la presentación de la declaración ya se solicita sin que el Sr. Pérez tenga que hacer nada más, salvo que posteriormente la Administración le pida justificación de algún elemento de la autoliquidación.

En el caso de la devolución complementaria del ejercicio siguiente, lo que se solicita es que la Administración reconozca que la declaración anterior era errónea y que devuelva otros 300 €, aquí hay que pedir expresamente la rectificación de la autoliquidación anterior y la concesión de una devolución adicional.

Para hacerlo, el Sr. Pérez debe incluir en su solicitud:
•  Identificación clara de que pretende la rectificación de su declaración de la renta de X1.
•  Justificar los motivos por los que esta autoliquidación era errónea.
•  Cómo quiere que le paguen, por transferencia a una cuenta que indique o por cheque cruzado.
•  Respecto a la justificación del ingreso de los importes cuya solicitud se pretende, la declaración del IRPF de X1.

 

2. Inicio del procedimiento. Solicitud de rectificación de una autoliquidación.

TASA presentó autoliquidación del Impuesto de Sociedades de X1 en la que olvidó incluir unas retenciones de 500 € practicadas por una entidad financiera, por lo que resultó a ingresar 5.800 €.

TASA debe solicitar la rectificación de la autoliquidación del Impuesto sobre Sociedades indicando:
•  que solicita la rectificación de la autoliquidación del Impuesto sobre Sociedades de X1 y devolución de 500 €,
•  que aporta justificación de las retenciones que no se incluyeron en la autoliquidación
•  en qué cuenta quiere que le ingresen los 500 € o si prefiere que le paguen con cheque cruzado
•  y que aporta justificante del ingreso de 5.800 €.

 

3. Inicio del procedimiento. Solicitud de devolución del coste de unos avales.

TASA fue objeto de un procedimiento de inspección del IVA de X0 del que resultaron unas actas de 50.000 € a ingresar que firmó en disconformidad dando lugar a una liquidación por este mismo importe, a unos intereses de 5.000 € y a una sanción de 25.000 €.

TASA recurrió aportando como garantía un aval bancario por las actas y los intereses (las sanciones se pueden recurrir sin garantía).

Al cabo de 3 años el Tribunal da la razón parcialmente a TASA:
•  la liquidación correcta era de 35.000 €, no 50.000.
•  los intereses se ajustan en consecuencia.
•  la sanción se considera improcedente por no quedar justificada la culpabilidad de TASA.

TASA tiene derecho a que le devuelvan:
•  respecto a la cuota, intereses y sanción, nada, porque no ingresó.
•  respecto a los costes de los avales bancarios, la parte del coste correspondiente a la parte de la liquidación por la que le han dado la razón coste x (35.000/50.000).
•  respecto al coste de los avales que le devuelven, el interés de demora desde que soportó el coste.

Para solicitar la devolución:
•  justificará la resolución administrativa que le da la razón y
•  deberá acreditar el coste soportado por estos avales.

 

4. Inicio del procedimiento. Solicitud de devolución del IVA.

La empresa ASA compró unos terrenos a tres dueños, BSA, CSA y DSA.
Los tres renunciaron a la exención de IVA.
ASA solicitó la devolución del IVA soportado, pero la Administración se la denegó por entender que la renuncia a la exención se realizó incorrectamente.

ASA no recurre porque admite que la renuncia fue incorrecta, así que se pone en contacto con los vendedores para recuperar el IVA, resultando lo siguiente:

•  BSA: Acuerdan que BSA le devuelve la cuota de IVA a ASA.
BSA obtendrá el importe del IVA de la Administración de acuerdo a lo que establece el art. 88.Cinco de la Ley del IVA:

“Cuando la rectificación (de la base imponible del IVA) determine una minoración de las cuotas inicialmente repercutidas, el sujeto pasivo podrá optar por cualquiera de las dos alternativas siguientes:
a) Iniciar ante la Administración Tributaria el correspondiente procedimiento de devolución de ingresos indebidos.
b) Regularizar la situación tributaria en la declaración-liquidación correspondiente al período en que deba efectuarse la rectificación o en las posteriores hasta el plazo de un año a contar desde el momento en que debió efectuarse la mencionada rectificación. En este caso, el sujeto pasivo estará obligado a reintegrar al destinatario de la operación el importe de las cuotas repercutidas en exceso.”

Es decir, podrá instar la rectificación de su autoliquidación o bien, simplemente restar de su próxima base imponible el importe de la venta.

•  CSA: Esta empresa, al vender sus terrenos dejó de operar, de modo que su administrador ha dejado el negocio y ya no presenta autoliquidaciones. Acuerda con ASA que sea ella quien solicite la devolución del IVA.

ASA no es quien presentó la autoliquidación ingresando el IVA, pero el RD 520/2005 le legitima para solicitar la devolución del ingreso indebido siempre que:
- BSA no haya obtenido ya la devolución,
- BSA haya declarado el IVA cuya devolución se pretende,
- ASA tenga su factura y
- ASA no se lo haya podido deducir.

En concreto el art. 14.2.c del RD señala que puede pedir la devolución:

“c) La persona o entidad que haya soportado la repercusión, cuando el ingreso indebido se refiera a tributos que deban ser legalmente repercutidos a otras personas o entidades. No obstante, únicamente procederá la devolución cuando concurran los siguientes requisitos:
1.º Que la repercusión del importe del tributo se haya efectuado mediante factura o documento sustitutivo cuando así lo establezca la normativa reguladora del tributo.
2.º Que las cuotas indebidamente repercutidas hayan sido ingresadas. En los tributos en los que el destinatario de las operaciones que haya soportado la repercusión tenga derecho a la deducción de las cuotas soportadas o satisfechas, se entenderá que las cuotas indebidamente repercutidas han sido ingresadas cuando quien las repercutió las hubiese consignado debidamente en su autoliquidación del tributo, con independencia del resultado de dicha autoliquidación.
3.º Que las cuotas indebidamente repercutidas y cuya devolución se solicita no hayan sido devueltas por la Administración tributaria a quien se repercutieron o a un tercero.
4.º Que el obligado tributario que haya soportado la repercusión no tuviese derecho a la deducción de las cuotas soportadas. En el caso de que el derecho a la deducción fuera parcial, la devolución se limitará al importe que no hubiese resultado deducible.”

•  DSA: Le cobró IVA a ASA cuando le vendió el terreno, pero desapareció y no presentó la autoliquidación, así que ASA no ha podido localizarle.

Como el IVA no fue ingresado en el Tesoro, ASA no puede obtener la devolución de la cuota. Tendrá que ir a los tribunales a recuperar su dinero.

 

5. Inicio del procedimiento. Solicitud de devolución del IVA. Órgano competente para resolver.

La empresa ASA, madrileña compró unos terrenos a CSA, empresa de Santander quien renunció a la exención de IVA.
ASA solicitó la devolución del IVA soportado, pero la Administración se la denegó por entender que la renuncia a la exención se realizó incorrectamente.

ASA no recurre porque admite que la renuncia fue incorrecta, así que se pone en contacto con el vendedor para recuperar el IVA.

CSA al vender sus terrenos dejó de operar, de modo que su administrador ha dejado el negocio y ya no presenta autoliquidaciones. Acuerda con ASA que sea ella quien solicite la devolución del IVA.

ASA no es quien presentó la autoliquidación ingresando el IVA, pero el RD 520/2005 le legitima para solicitar la devolución del ingreso indebido siempre que:
- BSA no haya obtenido ya la devolución,
- BSA haya declarado el IVA cuya devolución se pretende,
- ASA tenga su factura y
- ASA no se lo haya podido deducir.

Ahora bien, el ingreso indebido en Cantabria, que es donde tiene su domicilio fiscal CSA, de modo que será la Delegación Especial de la Agencia Tributaria en Cantabria la competente para resolver, aunque ASA sea de Madrid.

Art. 129 del RD 1065/2007:

“La resolución del procedimiento corresponderá al órgano que según la normativa de organización específica, fuera competente respecto del obligado tributario que presentó la autoliquidación cuya rectificación se solicita.”

Eso no quiere decir que ASA se tenga que ir a Santander a presentar la solicitud, lo puede hacer en cualquier registro o por internet, pero la resolución y la devolución la harán en Cantabria y si le piden documentación o justificación de algo, se lo pedirán de Cantabria.

 

6. Inicio del procedimiento. Solicitud de abono de intereses

En caso de devoluciones derivadas de la norma de un tributo (una vez transcurrido el plazo fijado en la norma), devoluciones de ingresos indebidos, reembolso del coste de avales… la Administración está obligada a abonar intereses aunque el interesado no lo solicite.

 

7. Inicio del procedimiento. Solicitud de rectificación de una autoliquidación pagada en dos plazos.

El Sr. Pérez presentó autoliquidación del IRPF de X1 del que resultaban 800 € a ingresar. El Sr. Pérez solicitó un fraccionamiento, de modo que pagó 480 € en junio y 320 en noviembre.

El año siguiente se dio cuenta al confeccionar de nuevo la declaración de la renta que tenía derecho a una deducción por la adquisición de vivienda más elevada de la que consignó en su autoliquidación de X1, por lo que solicita a la Administración la devolución de 300 €.

Si la Administración considera correcta la devolución solicitada le devolverá los 300 € con intereses, pero calculará los intereses considerando que estos 300 € son de los ingresados en noviembre.

 

8. Efectos preclusivos de la rectificación de la declaración.

El Sr. Pérez presentó autoliquidación del IRPF de X1 del que resultaban 800 € a ingresar.

El año siguiente se dio cuenta al confeccionar de nuevo la declaración de la renta que tenía derecho a una deducción por la adquisición de vivienda más elevada de la que consignó en su autoliquidación de X1, por lo que solicita a la Administración la devolución de 300 €. Además pide también la devolución de 100 € derivados de unos gastos que no incluyó para calcular una ganancia patrimonial.

Aporta el contrato de préstamo del banco, que dice era para la vivienda, las cuotas pagadas y las facturas de los gastos emitidas por la sociedad ASA.

La Administración comprueba que efectivamente ha pagado cuotas al banco por el préstamo que no incluyó en su autoliquidación y que las facturas de la sociedad ASA no se incluyeron en el coste adquisición.

Un año después la Administración inicia:
•  un procedimiento de verificación de datos por la declaración del IRPF de X3 por las deducciones por adquisición de vivienda habitual y descubre que el préstamo que se está deduciendo era para comprar un coche
•  un procedimiento de inspección en relación a ASA del que ha resultado que ASA no trabajaba en esos años y que vendía facturas falsas a supuestos clientes.

¿Puede comprobar otra vez la declaración de X1?
•  Deducción por vivienda habitual.
El Sr.  Pérez ya presentó el contrato del préstamo, si la Administración no se dio cuenta que era para comprar un coche mejor para el Sr. Pérez.
No han aparecido hechos o circunstancias que no se diesen ya cuando acordó la devolución, ni se han hecho actuaciones nuevas.
No puede liquidar estos 300 € al Sr. Pérez por el X1, aunque sí puede liquidar las cantidades deducidas en otros años que no estén prescritos.

•  Las facturas de ASA.
Se ha descubierto que eran falsas como consecuencia de unas actuaciones realizadas con ASA, distintas por tanto de las que se hicieron con el Sr. Pérez y se han puesto de manifiesto circunstancias (la falsedad) que no se pudieron conocer entonces, ya que sólo se comprobó que ASA efectivamente emitió estas facturas y que no se habían deducido.
Sí puede iniciar un nuevo procedimiento y liquidar estos 100 €.

 

9. Caducidad del procedimiento.

El Sr. Pérez presentó autoliquidación del IRPF de X1 el 30/06/X2 en la que no incluía deducciones por adquisición de vivienda habitual. El año siguiente se da cuenta de que tenía derecho y presenta una solicitud de rectificación de la autoliquidación y solicitud de devolución de 300 €.

En la solicitud no se incluye documentación que acredite el derecho y la Administración no tiene constancia de pagos de préstamos hipotecarios, así que le emite un requerimiento para que aporte la documentación justificativa de las inversiones realizadas.

Pasados tres meses el Sr. Pérez aún no ha aportado la documentación solicitada.

De acuerdo al artículo 104.3 de la LGT:

“Cuando se produzca la paralización del procedimiento por causa imputable al obligado tributario, la Administración le advertirá que, transcurridos tres meses, podrá declarar la caducidad del mismo.”

La Administración se lo tiene que advertir expresamente, pero al transcurrir estos tres meses el procedimiento caduca, es decir, se archiva y es como si no se hubiera iniciado.

Esto no impide volver a pedir la devolución al Sr. Pérez siempre que no haya prescrito su derecho a pedirla. Tendrá plazo hasta el 30/06/X6.

 

10. Cesión del crédito a un tercero.

ARTOSA tiene una deuda con uno de sus proveedores por 5.000 € y otra con la Administración por 4.000 €.

Como tiene solicitada una devolución de ingresos indebidos de 5.000 se la cede a su proveedor para que cobre él la devolución.

Presentan un escrito solicitando que la devolución se la hagan al proveedor.

Dos meses después le llega la devolución a ARTOSA por 1.000. La Administración le comunica que se acuerda la devolución de los 5.000 €, pero que se compensan 4.000 con la deuda que tenía pendiente por lo que sólo procede devolver 1.000 €.

El proveedor de ARTOSA recurre porque, señala, como se lo habían cedido, el crédito era suyo y no de ARTOSA, por lo que tratándose de diferentes acreedor y deudor, no procedía la compensación.

La Administración le contestará que de acuerdo al 17.4 de la LGT:

“Los elementos de la obligación tributaria no podrán ser alterados por actos o convenios de los particulares, que no producirán efectos ante la Administración, sin perjuicio de sus consecuencias jurídico-privadas.”

De modo que la Administración devuelve a quien presentó la solicitud, a nadie más.

Cuestión diferente es que puede ser que la persona legitimada para solicitar una devolución de un ingreso indebido puede ser una persona distinta de quien hizo el ingreso.
En caso de fallecimiento, el derecho corresponde a los sucesores, en el IVA puede pedir la devolución la persona que soportó el impuesto…

El artículo 14.1 del RD 520/2005 señala que:

“Tendrán derecho a solicitar la devolución de ingresos indebidos las siguientes personas o entidades:
a) Los obligados tributarios y los sujetos infractores que hubieran realizado ingresos indebidos en el Tesoro público con ocasión del cumplimiento de sus obligaciones tributarias o del pago de sanciones, así como los sucesores de unos y otros.
b) Además de las personas o entidades a que se refiere el párrafo a), la persona o entidad que haya soportado la retención o el ingreso a cuenta repercutido cuando consideren que la retención soportada o el ingreso repercutido lo han sido indebidamente. Si, por el contrario, el ingreso a cuenta que se considere indebido no hubiese sido repercutido, tendrán derecho a solicitar la devolución las personas o entidades indicadas en el párrafo a).
c) Cuando el ingreso indebido se refiera a tributos para los cuales exista una obligación legal de repercusión, además de las personas o entidades a que se refiere el párrafo a), la persona o entidad que haya soportado la repercusión.”

 

11. Corrección de una declaración anterior.

El matrimonio Pérez Pardo presentó declaraciones de la renta individuales. Ambos cónyuges dejaron de poner en la declaración un hijo que nació en diciembre porque creían que al nacer al final del año no tenían derecho a incluirlo, pero un amigo asesor fiscal les ha explicado que sí podían con tal de que hubiese nacido antes de 31 de diciembre.

Al Sr. Pérez le salían a devolver 150 € que aún no le habían devuelto y con el nuevo hijo eran 200 a devolver.

A la Sra. Pardo le salieron a devolver 170 € que ya le devolvieron y con el nuevo hijo le salen otros 50 más a devolver.

El 31 de octubre van a su Administración de Hacienda a ver como arreglan el problema.

El artículo 121 del RD 1065/2007 señala que:

“2. La presentación de una solicitud de devolución complementaria o sustitutiva podrá hacerse antes de que la Administración tributaria, de acuerdo con la normativa propia de cada tributo, haya acordado la devolución correspondiente o dictado la resolución en la que comunique que no procede efectuar devolución alguna. En este caso, la devolución o resolución administrativa que se acuerde tomará en consideración los datos completados sustituidos.

3. Una vez acordada la devolución o dictada la resolución administrativa a que se refiere el apartado anterior, el obligado tributario podrá instar la rectificación de su solicitud de devolución conforme a lo establecido en el artículo 130.”

Conclusión:
•  Al Sr. Pérez aún no le han devuelto, de modo que puede presentar una declaración sustitutiva de la anterior, es decir, puede volver a presentar la declaración de la renta incluyendo el nuevo hijo. En la autoliquidación saldrán a devolver 200 en vez de 150.
Lo único es que esta devolución se entiende solicitada el 31 de octubre, de modo que la Administración tiene plazo para devolver por 6 meses desde este momento, no desde que se presentó la solicitud original en junio

•  A la Sra. Pardo ya le han devuelto, de modo que no puede recurrir a esta solución. Lo que tiene que hacer ella es solicitar la rectificación de la declaración que presentó en junio, justificando el nacimiento del nuevo hijo y solicitando que le devuelvan los 50 € adicionales.

Al Sr. Pérez no le pagarán intereses. Es una devolución derivada de la norma del tributo, de modo que con tal que le devuelvan antes del 2 de mayo del próximo año (en que finalizan los 6 meses) esta cantidad no devenga intereses.

A la Sra. Pardo sí le pagarán intereses porque como ya se devolvió la cantidad original, ésta es una devolución de un ingreso indebido. Si el Sr. Pérez quiere que le paguen también intereses a él simplemente tendrá que esperar a que le devuelvan los 150 € que solicitó en junio y pedir luego los otros 50, igual que su esposa.

No obstante, la devolución del Sr. Pérez es una devolución que sólo requiere una comprobación formal, mientras que en el caso de la devolución de la Sra. Pardo sí se comprobará el cumplimiento de los elementos que justifican el derecho a la devolución (es decir, que ha tenido un hijo que no incluyó en la autoliquidación) de modo que lo más probable es que al Sr. Pérez le devuelvan bastante antes que a su esposa.

 

12. Solicitud de devolución cuando hay una actuación administrativa previa.

El Sr. Pérez presentó una autoliquidación de IRPF practicando una deducción.
La Administración realizó una comprobación y consideró que no tenía derecho a esta deducción.

El Sr. Pérez está en desacuerdo con la liquidación practicada y quiere que la Administración la revise, el problema es que se le han pasado los plazos para recurrir, de modo que ha decidido pagar la liquidación que le han hecho y solicitar una rectificación de la autoliquidación con la consiguiente devolución de ingresos indebidos por el importe de la deducción.

No se puede pedir una rectificación de una autoliquidación sobre una cuestión que ha sido objeto de una comprobación administrativa previa. Art. 126.3 del RD 1065/2007:

“Cuando la Administración tributaria haya practicado una liquidación provisional, el obligado tributario podrá solicitar la rectificación de su autoliquidación únicamente si la liquidación provisional ha sido practicada por consideración o motivo distinto del que se invoque en la solicitud del obligado tributario.”

Una vez que le han practicado una liquidación al Sr. Pérez puede presentar un recurso de reposición o uno económico-administrativo, pero no puede pedir una rectificación de la autoliquidación por el motivo que ya le comprobaron.

Pasados los plazos para presentar estos recursos lo único que se puede hacer es presentar un recurso extraordinario de revisión, siempre que concurra alguno de los requisitos que señala el artículo 244 de la LGT:

“a) Que aparezcan documentos de valor esencial para la decisión del asunto que fueran posteriores al acto o resolución recurridos o de imposible aportación al tiempo de dictarse los mismos y que evidencien el error cometido.
b) Que al dictar el acto o la resolución hayan influido esencialmente documentos o testimonios declarados falsos por sentencia judicial firme anterior o posterior a aquella resolución.
c) Que el acto o la resolución se hubiese dictado como consecuencia de prevaricación, cohecho, violencia, maquinación fraudulenta u otra conducta punible y se haya declarado así en virtud de sentencia judicial firme.”

Si no se da ninguno de estos supuestos, si el Sr. Pérez simplemente se ha despistado con el plazo para presentar los recursos, habrá perdido el derecho a la deducción.