Web laboral / Todo sobre los autónomos / Necesidad de ser autónomo dentro de una sociedad civil o mercantil / Sociedades Civiles


Sociedades Civiles

Los socios de una sociedad civil (no sometida al Código de Comercio sino a las normas civiles) deben quedar integrados dentro del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. Se trata de sociedades en las que los socios se obligan a poner en común dinero, bienes o industria, con ánimo de repartir entre sí las ganancias (también las pérdidas). De modo que si se aporta una prestación de servicios sin estar ese socio sujeto a contrato de trabajo para su desarrollo, y si la prestación se realiza de forma habitual, personal y directa, el mismo debe quedar integrado en el RETA.

Es importante tener en cuenta que para que estos socios queden integrados en este régimen especial es necesario que realicen una prestación de servicios como aportación social de su trabajo e industria, es decir, sin sujetarse a contrato de trabajo sino en calidad de socio y además que ese trabajo se realice de forma habitual, personal y directa.

En el caso de aquellos socios que únicamente aporten bienes a la sociedad, limitando su responsabilidad a los mismo bienes, pero sin realizar trabajo alguno en la sociedad y sin llevar a cabo actividad de gestión o administración alguna no podrán incluirse en ningún régimen de la Seguridad Social por este motivo ya que no se realiza por ellos ni actividad laboral ni profesional.

También en el caso de sociedades civiles irregulares siempre que los socios aporten su trabajo o su trabajo y bienes, respondiendo ilimitada y personalmente de las deudas, gestionando y administrando la misma con la finalidad de repartir entre sí las ganancias, se requiere el alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.