Web laboral / Preguntas más frecuentes en materia de Seguridad Social


19. ¿Qué cubre el seguro escolar?, si mi hijo/a tiene un accidente en el colegio ¿tiene derecho a una indemnización por el seguro escolar?

El Seguro Escolar, como Régimen Especial de la Seguridad Social, pretende garantizar la continuidad de la actividad escolar del estudiante ante determinados infortunios, su defensa ante alteraciones de la salud y la obtención de ciertas indemnizaciones en supuestos de incapacidad permanente absoluta para el estudio.

En caso de accidente sufrido con ocasión de la actividad escolar, que no se derive de fuerza mayor, el estudiante tiene derecho a la asistencia sanitaria (médica, farmacéutica, derecho a aparatos de prótesis u ortopédicos), a una indemnización en caso de que del mismo se derive una invalidez permanente absoluta para los estudios, y a una pensión vitalicia en caso de gran invalidez.

Si el estudiante fallece como consecuencia del accidente su familia tendrá derecho a una cantidad a tanto alzado por gastos de sepelio y, si dependían económicamente del estudiante fallecido, pueden tener derecho a una indemnización. (En cualquier caso habrá que atender a las posibles responsabilidades civiles del centro -al margen del Sistema de la Seguridad Social- que, en su caso, pueden estar cubiertas por un seguro voluntario de responsabilidad civil).

En caso de enfermedad contraída por el estudiante dentro del ámbito de protección del Seguro Escolar, se tiene derecho a asistencia médica y farmacéutica y a indemnización por gastos de sepelio en caso de defunción. Estas prestaciones sin embargo no pueden solicitarse como consecuencia de cualquier enfermedad sino únicamente en supuestos contemplados expresamente: tuberculosis, cirugía general, fisioterapia, radioterapia, cobaltoterapia, riñón artificial, neuropsiquiatría...

En caso de fallecimiento del cabeza de familia o en caso de ruina o quiebra familiar, si ello determina la imposibilidad de continuación sus estudios por parte del estudiante, éste tendrá derecho a una pensión anual con el fin de permitir su continuación hasta, como máximo, los 28 años.

Por último, el Seguro Escolar permite obtener préstamos al estudiante, dentro de los tres años siguientes a la finalización de la carrera, para establecerse profesionalmente, cuando carezca de medios económicos para ello.

Hay que tener en cuenta que, puesto que la normativa que rige el Seguro Escolar es ya muy antigua y no se ha actualizado suficientemente, las cuantías de las pensiones e indemnizaciones antes indicadas son ciertamente de poca entidad.

Más información sobre la cuestión, ver Seguro Escolar.