Web laboral / Preguntas más frecuentes en materia de Seguridad Social


42. En caso de fallecimiento de un trabajador, ¿tienen derecho a alguna prestación de la Seguridad Social sus parientes que no sean cónyuge e hijos?

Además de la pensión de viudedad y de orfandad, la Seguridad Social reconoce el derecho a otros parientes del difunto a acceder a una pensión o subsidio, siempre que concurran los requisitos comunes para generar los derechos a las prestaciones por muerte y supervivencia. En todo caso estos parientes lo han de ser por consanguinidad y encontrarse en alguna de las siguientes situaciones:

1. Ser nietos o hermanos del fallecido, menores de 18 años, o con un grado de incapacidad para el trabajo absoluta o con gran invalidez. También los nietos o hermanos menores de 22 años sin trabajo o con un trabajo cuya retribución anual sea inferior al 75% del salario mínimo interprofesional (641,40 Euros al mes), en computo anual. En todo caso, para ser beneficiarios estas personas han de ser huérfanos de padre y madre.

2. Que sean madre o abuelas del fallecido, viudas, solteras o con marido incapacitado de forma absoluta para el trabajo.

3. Que sean padre o abuelos con 60 años cumplidos o incapacitados para el trabajo de forma absoluta.

Además es necesario que convivieran con el fallecido y a sus expensas al menos con dos años de antelación al fallecimiento, que no tengan derecho a pensión pública y que carezcan de medios de subsistencia y de parientes próximos con posibilidad de atender a sus necesidades básicas.

Más información sobre la cuestión, ver Prestaciones por Muerte y Supervivencia.