Web laboral / Seguridad Social / Prestaciones familiares

Prestaciones familiares


Concepto y clases
Modalidad contributiva
Modalidad no contributiva




Concepto y clases

Estas prestaciones del Sistema de la Seguridad Social, que pueden ser económicas o no, están destinadas- en su modalidad contributiva- a evitar la pérdida de cotización a la Seguridad Social, a efectos de acceder a otras prestaciones, durante el período de excedencia por cuidado de hijos o familiares, y a paliar los incrementos de gastos y la correspondiente situación de necesidad económica que se puede derivar del hecho de tener varios hijos a cargo o del nacimiento o adopción de nuevos hijos –en la modalidad no contributiva de estas prestaciones familiares-.

La regulación actual de estas prestaciones se encuentra en el Capítulo IX del Título II del Texto Refundido de la Ley General de Seguridad Social (TRLSS), en los artículos 180 a 190 y en el R.D. 1335/2005 de 11 de noviembre.





Modalidad contributiva

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 180 del Texto Refundido de la Ley General de Seguridad Social, las prestaciones familiares, en su modalidad contributiva, consisten en que tendrá la consideración de período de cotización efectiva, a efectos de las correspondientes prestaciones de la Seguridad Social por jubilación, incapacidad permanente, muerte o supervivencia y maternidad, el primer año de excedencia con reserva de puesto de trabajo que disfruten los trabajadores en razón del cuidado de cada hijo, natural o adoptivo o, en su caso, del menor acogido, o por el cuidado de otros familiares hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente, enfermedad o discapacidad no pueda valerse por sí mismo, y no desempeñe actividad retribuida. Ver art. 46 del Estatuto de los Trabajadores.

Los tres años de periodo de excedencia que los trabajadores, de acuerdo con el artículo 46.3 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, disfruten en razón del cuidado de cada hijo o menor acogido, en los supuestos de acogimiento familiar permanente o preadoptivo, aunque éstos sean provisionales, tendrán la consideración de periodo de cotización efectiva a efectos de las correspondientes prestaciones de la Seguridad Social por jubilación, incapacidad permanente, muerte y supervivencia, maternidad y paternidad.

El mencionado período de 1 año se amplia a 15 meses si la unidad familiar de la que forma parte el menor es una familia numerosa de categoría general (tres o más hijos o dos cuando al menos uno sea discapacitado) y a 18 meses si lo es de categoría especial (cinco o más hijos o cuatro si al menos tres proceden de parto, adopción o acogimiento múltiples).

La base de cotización a considerar estará constituida por el promedio de las bases de cotización del beneficiario correspondientes a los 6 meses inmediatamente anteriores al inicio del período de excedencia laboral o, para el caso de que no se hubiera cotizado durante 6 meses, el promedio del período cotizado inmediatamente anterior.

Las empresas deben comunicar a la Tesorería General de las Seguridad social, en el plazo máximo de 15 días, el inicio y la finalización del disfrute por sus trabajadores de los períodos de excedencia citados, pudiendo ser sancionadas en caso de incumplimiento de este deber.





Modalidad no contributiva

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 181 del Texto Refundido de la Ley General de Seguridad Social o TRLGSS y los artículos 9 y ss del R.D. 1335/2005 de 11 de noviembre, las prestaciones familiares de la Seguridad Social en su modalidad no contributiva consisten en:

1 - Asignaciones económicas por cada hijo a cargo.

2 - Prestaciones económicas de pago único por nacimiento o adopción de hijo, en supuestos de familias numerosas, monoparentales y en los casos de madres discapacitadas

3 - Prestaciones económicas de pago único por parto o adopción múltiples


Hay que tener en cuenta que si tanto el padre como la madre cumplen los requisitos previstos en cada caso para ser beneficiarios de estas prestaciones, sólo se reconocerá tal derecho a uno de ellos. (Art. 189 del TRLSS)






Asignación económica por cada hijo a cargo

La prestación se obtiene por cada hijo a cargo que sea menor de 18 años o que, siendo mayor de 18 años esté afectado por una minusvalía en grado igual o superior al 65%. También se obtiene por cada menor acogido (ya sea por acogimiento familiar, permanente o preadoptivo) que se tenga a cargo.

Los requisitos que han de concurrir para ser beneficiario de esta prestación son:

1) Residir legalmente en España,

2) Tener a su cargo hijos o menores acogidos en quienes concurran las circunstancias antes señaladas, teniendo en cuenta que la prestación se mantiene aunque el hijo o el menor trabaje, siempre que continúe conviviendo con el beneficiario si sus ingresos no superan, en cómputo anual, el salario mínimo interprofesional (actualmente el salario mínimo interprofesional es de 707,70 euros al mes), y aunque su afiliación a la Seguridad Social suponga su encuadramiento en un Régimen de la Seguridad Social distinto al del beneficiario.

3) No tener unos ingresos anuales, de cualquier naturaleza, superiores a 11.605,77 Euros, cuantía esta que se incrementa en un 15% por cada hijo o menor acogido a cargo a partir del segundo, éste incluido. Si se trata de familias numerosas el límite de ingresos se eleva a 17.467,40 Euros si se tienen tres hijos a cargo, y a su vez se incrementa en 2.829,24 Euros más por cada hijo a partir del cuarto.

En el caso de que concurran el padre y la madre o dos personas que hayan constituido juntas el acogimiento familiar, permanente o preadoptivo, habrán de computarse los ingresos de ambos para determinar si se alcanza o no el límite señalado, en cuyo caso ninguno de los dos podrán ser beneficiarios.
Estas cuantías mínimas han de ser actualizadas anualmente por la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

También pueden ser beneficiarios quienes, aun superando la citada cuantía de ingresos, no superen el resultado de sumar a la misma cifra el resultado de multiplicar el importe anual de la asignación por hijo o menor a cargo multiplicado por el número de estos. Además no se exige límite de recursos económicos cuando se trate de hijos o menores acogidos que sean minusválidos.

4) No tener derecho, ni el padre ni la madre, a prestaciones de esta naturaleza en cualquier otro Régimen público de protección social.


No obstante, en caso de fallecimiento del padre y de la madre serán beneficiarios de esta prestación (en la misma cuantía en la que lo habrían sido aquéllos) los huérfanos menores de 18 años o minusválidos en grado igual o superior al 65%) La misma regla se aplica en caso de abandono si el abandonado no se encuentra en régimen de acogimiento.

También pueden ser beneficiarios de las asignaciones que en razón de ellos corresponderían a sus padres los minusválidos mayores de 18 años no incapacitados y que conserven su capacidad de obrar. (Ver arts. 181 y 182 del TRLSS)

- La cuantía de la asignación económica será en cómputo anual de 291 euros, salvo en el caso de que este tenga una discapacidad que dé derecho a la prestación por hijo a cargo con minusvalía. Cuando el hijo menor o acogido a cargo tenga una discapacidad igual o superior al 33% la prestación será de 1.000 euros.

- En el caso de que el hijo a cargo sea mayor de 18 años con minusvalía igual o superior al 75% y que requiera la atención de otra persona para realizar los actos más elementales de la vida, será de 6.640,80 Euros anuales. (Ver arts. 182 bis y ter del TRLSS)

- Si el hijo tiene 18 o más años de edad y una minusvalía igual o superior al 65% la cuantía será de 4.426,80 Euros anuales

Hay que destacar la obligación de todo beneficiario de comunicar a la entidad gestora todas las variaciones que en su familia se produzcan que puedan dar lugar a la modificación o extinción del derecho, así como presentar, dentro del primer trimestre de cada año, una declaración expresiva de los ingresos habidos durante el año anterior. (Art. 183 del TRLSS)





Prestaciones económicas de pago único por nacimiento o adopción de hijo, en supuestos de familias numerosas, monoparentales y en los casos de madres discapacitadas

En los casos de nacimiento o adopción de hijo en España en una familia numerosa o que, con tal motivo, adquiera dicha condición, en una familia monoparental o en los supuestos de madres que padezcan una discapacidad igual o superior al 65 %, se tendrá derecho a esta prestación económica del sistema de la Seguridad Social.

Además es preciso ser residente legal en España y no tener unos ingresos anuales, de cualquier naturaleza, superiores a 11.605,77 Euros, cuantía esta que se incrementa en un 15% por cada hijo a partir del segundo, éste incluido. Si se trata de familias numerosas el límite de ingresos se eleva a 17.467,40 Euros si se tienen tres hijos, y a su vez se incrementa en 2.829,24 Euros más por cada hijo a partir del cuarto.

En el caso de que concurran el padre y la madre habrán de computarse los ingresos de ambos para determinar si se alcanza o no el límite señalado, en cuyo caso ninguno de los dos podrán ser beneficiarios.

Estas cuantías mínimas han de ser actualizadas anualmente por la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

También pueden ser beneficiarios quienes, aun superando la citada cuantía de ingresos, no superen el resultado de sumar a la misma cifra el resultado de multiplicar el importe anual de la asignación por hijo multiplicado por el número de éstos. Además no se exige límite de recursos económicos cuando se trate de hijos minusválidos.

No tener derecho, ni el padre ni la madre, a prestaciones de esta naturaleza en cualquier otro Régimen público de protección social. (Ver art. 185 del TRLSS)

La prestación por nacimiento o adopción de hijo consistirá en un pago único de 1.000 euros.






Prestación por parto o adopción múltiples

Tienen derecho a esta prestación el padre o la madre o, en su defecto, la persona que reglamentariamente se establezca, que tenga su residencia en España y no tenga derecho a percibir una prestación de análoga naturaleza en cualquier otro régimen público de protección social.

Se entiende que el parto o adopción múltiple se produce cuando el número de nacidos o adoptados es igual o superior a dos.

La prestación económica, de pago único, será de cuatro veces el salario mínimo interprofesional (actualmente 707,70 euros al mes) si el número de hijos nacidos o adoptados es 2; ocho veces el salario mínimo interprofesional si el número es 3; y doce veces el salario mínimo interprofesional si el número de nacidos o adoptados es de 4 o más.